Hilos

de una fluidez estática

de cualquier manera ya se sabe, no hay huecos en el aire

la materia es un accidente devenido en esencia ,

las líneas divisorias son piolines atados con cinta escoch y que

ejercen presiones absolutamente desmesuradas a fuerza de creencias

o supuestos o impulsos que vienen de abajo de los párpados

que ni se enteran por lo general

salvo cuando arden de sueño o emoción,

puntos muertos vitales incontrolables desgarradores de realidades

sostenidas con piolines y cinta escoch

y costumbres

repeticiones dopadoras de conciencias eléctricas y curiosas

si todo marcha bien

y después la elección, el gran trauma, creer que se elige y estar afligido o contento por tal demostración de poder sobre los piolines

hilos que parecen de acero o pura electricidad alimentan neuronas caníbales

que no hacen más que proyectar experiencias pasadas para corroborar no sé

qué chisme que les contó el hígado quejoso de tanta cerveza o vino o mucho

mate

Y así

calando poco a poco en estos mareos

transformados en interpretaciones bastante plausibles que después son presentadas

empaquetaditas en un determinado tono de voz (que lo revista todo de cierta seriedad),

algunos acompañamientos de las manos (los italianos son muy buenos en esto), y gestos casi imperceptibles teledirigidos por un fino trabajo de micromúsculos faciales armonizando con el discurso

y ya todo se ordena en el plano del sedante Significado, entra y se baña en la catarata cultural que lima los hilos neuronales de acero o pura electricidad y le pone la firma a la falacia necesaria y beligerante de las deluciones sobre la auto-mega-hiper-super proclamada unidad (de una inargumentada evidencia irrefutable)

del mundo y el ser, es decir, milanesas con puré y demás tantras.

Naturalmente, parafernalias que se transpiran

cuando se está sentado al lado de una chica primaveral

y no se sabe exactamente bien qué hacer.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...